lunes, 10 de junio de 2013

31 - Volviendo a Hibernalia


30 - Volviendo a Hibernalia

Cuando salgo del Bastión, agotado por todo el esfuerzo arcano al que me había visto sometido y por las heridas recibidas que, si bien las podía curar con magia siempre quedaba algún tipo "residuo" bastante molesto, me encuentro con la patrulla de Imperiales que aún vigilaban la entrada al castillo. Tras una rápida charla con ellos, en la que además de contarles un poco cuál había sido el peligro interior y asegurarles que ya estaba eliminado y también aprovechar la ocasión para beber un poco de vino dulce y comer unos apios a la parrilla que acababan de cocinar, me encamino hacia Hibernalia. Con suerte podría pasar la noche en la posada "El Portal Nocturno".

Los imperiales me aseguran que el paso directo hacia el camino del norte estaba despejado ya que habían acabado con la pequeña guarnición del campamento de bandidos y rebeldes, con lo que podría atajar casi media jornada atravesando esas pequeñas colinas. No tardo en llegar al campamento y comprobar cómo de expeditivos habían sido los imperiales con los rebeldes y los bandidos, ya que no había ni un solo alma con vida y la destrucción reinaba por doquier. 

Aún así comparto los ideales del Imperio, está claro que los rebeldes no aceptan la ayuda de foráneos, a tenor de lo que viví en Ventalia, y si encima cooperan con los bandidos de la región entonces la dureza con la que deben ser castigados ha de multiplicarse, al igual que el esfuerzo por acabar con ellos.

Los imperiales discuten cuál es su próximo movimiento.
El campamento de bandidos y rebeldes, ya abandonado.
Los cadáveres se apilan en el campo de batalla
A pesar de la férrea defensa, no fue suficiente.
Contaron con apoyo arcano, por los restos encontrados.
Desciendo por la ladera de acceso al campamento destruido sin demasiadas complicaciones. El camino está desierto y, salvo por algún animalillo escurridizo, no encuentro con nadie. Lo que sí encuentro es una extraña construcción que no había visto antes, circular con una serie de inscripciones a su alrededor. No le presto mucha atención, al fin y al cabo es habitual encontrar este tipo de construcciones misteriosas a lo largo y ancho de Skyrim, pero sí que intentaré recordarlo para preguntárselo a Tolfdir por mera curiosidad.

Una vez en el camino principal me junto con un alquimista que comparte la ruta, ambos estamos de acuerdo en que estar unidos en este camino tan peligroso es más seguro. Pronto nos damos cuenta de lo bien que hemos hecho al aunar esfuerzos ya que la batalla que se estaba dando lugar cerca del camino, y que me crucé a la ida hacia el Bastión, aún sigue su curso aunque se nota bastante menos virulenta.

Aún así, intentamos apartarnos al máximo de la revuelta siguiendo instrucciones de algunos guardias que nos protegen para que podamos continuar. Por lo que nos dicen, hay no menos de doscientos soldados imperiales contra un número similar de rebeldes, muchos ya lo conocen como "la batalla de la colina del Mamut". Los restos de la contienda se hacen ver durante muchas leguas, lo que muestra el alcance y desolación de esta, y muchos aprovechamos la ocasión para buscar objetos de valor entre las pertenencias de los muertos. 

No es que me entusiasme saquear cadáveres, ni mucho menos, pero hubo un objeto que me llamó la atención sobremanera y, cual fue mi asombro al descubrir una maza de un extraño material oscuro, negro como el tizón pero aún así brillante. Sin dudarlo, lo guardé en una mochila con el resto de objetos encontrados en el Bastión y continué mi viaje, pero ya solo pues mi acompañante decidió aventurarse en busca de más tesoros en el campo de batalla.

No pasó mucho rato hasta que le eché de menos, cuando un bandido me asalto desde uno de los bordes. Exigía a voces que la maza le pertenecía por derecho y que la había visto antes. Muy educadamente, mientras comenzaba a prepararme ante un eventual ataque, le expliqué que la maza estaba en un cuerpo abandonado y que su dueño, en estos momentos era yo... y que se apartase si no quería acabar como el antiguo dueño de la maza.

No necesitó mucho más el bandido para lanzarse sobre mí, pero un debilucho campesino venido a más por una armadura, no era rival para mis artes arcanas que habían mejorado enormemente durante mi experiencia en el Bastión. El pobre infeliz ardió hasta consumirse sin llegar siquiera a tocarme con su arma.

Una extraña construcción circular. Preguntaré en el colegio.
Máxima tranquilidad
Otro viajero con el que compartir camino
"La Batalla de la colina del Mamut"
Algunos soldados nos indican una ruta alternativa.
Hablo con una Vigilante sobre el destino de su compañero

Sin duda es valiosa, la guardo para venderla más adelante.
¿Será este el Mamut que da nombre a la batalla?
Intenta asaltarme para robarme la maza... craso error.
Una patrulla imperial va a reforzar a sus compañeros.
Por fin la posada "El Portal Nocturno".

Llego finalmente a la posada tras encontrarme con otra patrulla de imperiales bastante numerosa que se dirigía a la colina como refuerzo para sus compañeros. Mi estancia en la posada es muy breve, me siento agotado y apenas con un gruñido saludo a Moris y Hadring que me sonríen e, incluso, hacen alguna broma al respecto de mi desaliñado aspecto. Les ignoro y me dirijo hacia mi habitación con el único propósito de dormir y descansar, al día siguiente me esperaba un largo camino hasta Hibernalia...

"Posada El Portal Nocturno"
Hadring me da la misma habitación.
Agotado, exhausto, caigo rendido en la cama...
Bueno, con un poco de retraso pero aquí está la actualización 31. Ha sido un paseo bastante movidito, teniendo en cuenta que a la derecha estaba la batalla campal que comento y a la izquierda los mamuts, de bastante mal humor (de hecho, estaban machacando a varios viajeros). Afortunadamente, conseguí escabullirme y llegué a salvo a la posada, ahora es tiempo de descansar y coger fuerzas para la segunda parte del camino de vuelta.

3 comentarios:

  1. Me encantan tus relatos sheen y si tu me lo permites me encantaria escribir relatos en tu pagina

    ResponderEliminar
  2. Esta página parece abierta a nuevas narraciones de otros autores( como la caida del gigante).
    En fin, estoy impaciente por saber más de Sheen, a ver si actualizas pronto ><

    ResponderEliminar
  3. Oye, llevamos un tiempo esperndo el siguiente capítulo (más de un mes), vas a continuar la historia o no D:?

    ResponderEliminar