miércoles, 23 de mayo de 2012

24 - No es tan facil como parecía...

NO ES TAN FACIL COMO PARECÍA

No me preocupo de madrugar, la verdad  es que estando todo el mundo en Saarthal no es necesario presentarse ante nadie a primera hora y he de admitir que mi cuerpo agradece estas horas de sueño de más con las que me regalo. 


La mañana pasa sin demasiados percances, tras levantarme tranquilamente me aseo sin prisa y me pongo la túnica que viene siendo mi prenda habitual estos días. Subo al piso superior y me fijo en lo tranquilo que está todo, mis pasos resuenan en cada escalón y se produce un eco bastante intrigante, pero todas las penas desaparecen cuando le hinco el diente a un bizcocho recién hecho.. Mientras devoro el bizcocho, con algo de leche de cabra, me pregunto quién será el cocinero o la cocinera, nunca lo he visto y tampoco conozco a nadie que lo haya mencionado, algo raro teniendo en cuenta los ricos platos que nos prepara.

Con el estómago bien lleno es hora de ponerse en marcha y hacer algo productivo por la mañana, así que me encamino hacia la clase y practico un rato mis artes con la convocación del Atronach. Si bien había conseguido dominarlo e invocarlo en situaciones límite, tras el combate contra Jyrik que acabó con el Atronach de un sólo golpe, no me había atrevido a convocarlo por miedo a haberlo perdido. Pero no, fiel como siempre, apareció nada más ser invocado y estuvimos practicando largo rato con unas dianas situadas en las paredes.

¿Quién preparará tan suculentos manjares?

Aprovecho la mañana entrenando con la invocación del Atronach.
Durante la hora de la comida me encuentro con Phinis Gestor, el profesor especializado en hechizos de Conjuración que, al verme con el Atronach ha decidido acercarse a conversar un rato. Es un tipo bastante agradable y amable, con un talante similar al de Tolfdir aunque este último me inspira más respeto para qué negarlo. Durante la comida hablamos de mi experiencia cuando invoqué al Atronach por primera vez y me dijo que la suya había sido similar, aunque tardó más de un intento y que era signo inequívoco de gran poder el haberlo dominado tan rápido.

Bueno, es muy halagador un cumplido así, pero intento no pensar demasiado en ello pues a pesar del hipotético potencial que pudiera tener, si no mantengo los pies en el suelo (literal y figuradamente) seguramente acabe como alguno de los muchos nigromantes con los que me he cruzado. Mientras degustamos el segundo plato, un asado de cordero con cebolletas rojas y ensalada fría, me pregunta por Saarthal... más concretamente por el resto de mis compañeros. Le digo que están bien y que no hay motivo por el que preocuparse, pero su respuesta me deja atónito...

Al parecer han desaparecido cuatro alumnos del colegio llamados Ysra, Rundi, Bovir y Illas-Tei y desde hace un tiempo no se sabe nada de ellos. Phinis no tiene demasiada esperanza de encontrarlos pues ha pasado mucho tiempo desde la última vez que los vieron, aunque claro... también podría ser que se hayan marchado. Ya con el postre terminado le hablo de los conjuros que he ido metiendo en mi capa y lo fascinante que resulta la utilización del Encantador Arcano, a lo que me responde que puede facilitarme un grimorio con el hechizo Trampa de Alma, necesario para potenciar las gemas de alma, por un módico precio... Estaba claro que no todo es gratis en la Academia.

Phinis Gestor, maestro de Conjuración
Adquiero el grimorio "Trampa de Alma" de Phinis
Por la tarde, antes de mi reunión con Urag, decido seguir practicando un rato en la escuela de Destrucción, así que busco a Faralda, que resulta ser una maestra en dicha escuela, y durante largo rato practico con mi hechizo de "Chispas" contra las mismas dianas que habían sufrido por la mañana mis ataques ígneos. Me siento muy a gusto con Faralda y hablamos durante las prácticas de Phinis y los alumnos desparecidos (de los que no sabe nada y no espera verlos nunca), de Urag, del Archimago y, por supuesto de Saarthal. 

Se muestra realmente interesada por la bola azul y me comenta que esta misma mañana partieron, antes del alba, el Archimago y Mirabelle hacia Saarthal para investigarla en profundidad junto al resto de magos del colegio. Hacía décadas que no se producía un revuelo semejante en la academia y "todo gracias a mí" por lo visto. Bueno, era una forma de entrar pisando fuerte en el colegio ¿no?

Nuestra amena charla se ve interrumpida por Ancano, que de nuevo hace acto de presencia con su grosería y soberbia. De nuevo nos pregunta por Saarthal y de nuevo tiene la misma respuesta negativa por parte de ambos (Faralda y yo), aunque estavvez también nos preguntó por los Psijic a lo que Faralda, entre risas, le dijo que si había estado bebiendo vino, que hacía siglos que los Psijic no existían. Me uní a la mofa de Faralda y el consejero se marchó más enfadado que nunca... espero que no tome represalias.

Poco a poco siento como mejoran mi escuela de la Destrucción

Ancano sale escaldado una vez más.
Finalmente me despido de Faralda, que aún permanece entrenando un rato más, y me encamino hacia la biblioteca para hablar con Urag. Cuando llego le escucho trastear entre unas estanterías mientras me grita que estará en unos minutos, que puedo leer algo mientras tanto. Le pregunto, también gritando, si tiene algo de la orden de los Psijic y me da indicaciones para encontrar un mohoso libro, que da miedo tocar, que cojo con sumo cuidado y coloco en un atril para leer durante un rato.

El poco tiempo que tengo me da tiempo a averigurar que la orden Psijic es una antiquísima orden de magos de la que una facción formo el actual Gremio de Magos. Por lo que puedo leer, la orden se fundó en la isla de Summerset, en el punto más al suroeste de Tamriel y hogar natal de los Altos Elfos. Esto tiene sentido, pues todos sabemos que los Altos Elfos son los más afínes a las artes arcanas así que el que se fundara allí seguro que no es cuestión de azar.

Sigo leyendo que los Altmer (como se les llama a los Altos Elfos) se establecieron en las islas Summerset y sus costumbres cambiaron radicalmente, dejando de rendir culto a los antiguos espíritus para hacerlo a unos nuevos (también derivados de estos espíritus sólo que convertidos en dioses). Fueron los ancianos Altmer, que se autodenominaban Psijic, quienes fundaron la orden para preservar las antiguas costumbres y se retiraron a Artaeum, lejos de la nueva sociedad fundada en la Isla Summerset. 

Urag aparece entre dos estanterías lleno de polvo y tosiendo como si estuviera condenado. Tras sentarse y luego de beber un buen trago de agua me mira y, de sus labios sólo sale una frase. "No es tan facil como parecía"

La isla de Summerset, origen de los Altmer y la Orden Psijic

Ciertamente... no es tan facil como parecía al principio
Por lo que me cuenta Urag hay tres importantes libros en los que podemos encontrar información. Bueno, son importantes ahora, porque no lo eran tanto cuando un tal Orthorn abandonó el colegio con ellos en su poder. Me quedo en blanco al escuchar esto, ¿cómo era posible que dejasen marchar a un aprendiz con unos libros y nadie le persiguiera o castigara?. Me contesta Urag que la situación era complicada y que no tenían ni tiempo ni medios para poder perseguirle y que, tampoco eran libros tan importantes.

Pues sí que lo son, sí, tan importantes que el Archimago en persona los necesita puesto que hay un orbe gigante azul flotando en las ruinas de una ciudad subterranea y del que no conocemos su paradero. Me cuesta mucho mantener la calma con el viejo orco, él me lo nota y trata de tranquilizarme con buenas palabras y excusas. ¿Y ahora qué hago yo? ¿Busco al tal Orthorn por todo Skyrim? Me resigno y me siento pesadamente con los brazos colgando, visiblemente apesadumbrado, cuando Urag me dice que no me preocupe, que sabe dónde está Orthorn, esto realmente sí que me llama la atención.

Si bien el colegio no puede ir a castigarle en estos momentos, sí que puede seguirle la pista y, obviamente es lo que han estado haciendo. La última vez que le vieron había sido hecho prisionero por unos brujos en el Bastión del Brillo Tenue, al norte de Carrera Blanca, y que seguramente allí encontraría los libros que buscábamos... Sencillísimo, entrar en un bastión lleno de magos y recuperar unos libros que, a saber si están o no. Definitivamente, esto no era tan fácil como parecía al principio.

Me encamino a la cama, consciente del largo viaje que me espera

Bastión del Brillo Tenue, al menos dos jornadas de viaje.
Bueno, sigo hilando para enlazar las misiones del colegio y que no parezcan tan "abrumadoras". He añadido un poco de historia de Skyrim para aderezar el capítulo con la Orden de los Psijic, de la que apenas hay información siendo sincero.
 



7 comentarios:

  1. En los libros de Morrowind hay bastante info ;)
    Sobre todo los libros que describen las guerras y enfrentamientos entre Morrowind y el Imperio, porque en esos libros la primera vez que aparece Sotha Sil es en la isla de los Psijics, enseñando.
    Saludos! (No recuerdo exactamente el titulo de esos libros)

    ResponderEliminar
  2. Me he leido de corrido todos los capitulos y me ha asombrado, siempre habia querido leer una buena historia de este juego que da tanto material y finalmente la encontre.
    Te seguire fielmente, no se si comente seguido pero tratare de hacerlo capitulo a capitulo. Un saludo.

    PD: Ese Sheen ya le tomo mucha confianza a Faendal, seria bastante bueno que terminaran juntos una vez que "todo" en la escuela pase :)

    ResponderEliminar
  3. que ha pasado amigo sheen ha muerto?

    ResponderEliminar
  4. D:

    http://www.youtube.com/watch?v=OjNw75bJyuM&feature=related

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso es lo que ha pasado con este blog

      Eliminar
  5. Hola amigos,

    Quiero pediros disculpas por haber abandonado el blog y el aar. Tuve unos problemas con el PC y luego coincidió con el lanzamiento del primer DLC, lo fui dejando y dejando...

    Pero bueno, espero actualizar hoy mismo y ver qué hacemos con el blog y por donde continuar. Sólo deciros... muchas gracias por el apoyo y perdonad por esta impresentable actuación de dejaros plantados :(

    ResponderEliminar